lunes, 12 de abril de 2010

DOBLE O NADA

| |

Un juego de tablero manifiesta

la pericia del rival, la manera

en que este lleva a cabo su estrategia.

Esperar a que llegue el turno, aguardar

en la casilla, la cruel embestida

del extraño, o el indulto de quien quiere

–tal como nosotros- proseguir vivo

en el duelo. Delegar en los dados

el dolor de comerse entre ellos, saber

que partían al inicio, en igualdad

de posiciones.

Doblar la apuesta implica

el reto de bailar el vals de bodas

sobre el filo de un barranco.

5 comentarios:

Ir arriba
Anónimo dijo...

Nos alegra que sigas escribiendo y ensenandonoslo, se disfruta de lo tuyo.
besos de tus tíos.

Violeta dijo...

Demencialmente precioso, duele de tan sincero, de tan real. Vivir es lo más peligroso que tiene la vida, como ya dijo alguno por ahí. Juégatela... y si pierdes... habrás vivido dos veces!

Un Besazo, preciosa!

Andrés Catalán dijo...

Eh! Me gusta! No te conocía en modo verso!

L. dijo...

Me encaaaanta éste!

Y ya toca que publiques, que vengo a darle de comer a los peces y siempre me llevo la desilusión! Echo de menos tus medidas palabras, casi tanto como las improvisadas.

Si tú bailas, yo bailo*

ruben dijo...

Me encanta descubrir cosas que escribis
me llena de pensamientos el corazon
segui publicando princesita

 
 

Diseñado por: Compartidísimo
Con imágenes de: Scrappingmar©

 
Ir Arriba